MI MÉTODO

Como coach de comunicación es mi objetivo que mis clientes puedan comunicarse con seguridad y éxito en un entorno alemán. Para que el proceso hacia este objetivo sea eficiente y ameno, desarrollé mi propio método que basa en las experiencias que he adquirido en mis años como docente universitaria y coach. El fundamento es el enfoque en el ámbito en el que se encuentran los tres componentes que yo considero clave para la comunicación exitosa:

Idioma

Conocimientos culturales y sociales 

Personalidad y creencias

Empodera-miento

Aquí se realiza la comunicación exitosa que nos permite sentirnos seguros y transmitir nuestras competencias. Mi método consiste en trabajar en los tres componentes a la vez - allí donde se crean sinergias que aceleran el avance.

isotipo_fullcolor_sinfondo.png

La comunicación exitosa consiste en mucho más que un buen manejo del idioma. La mayoría de los que ya han aprobado alguna vez exámenes en una escuela de idiomas, han podido también experimentar que están lejos de poder conversar fluidamente con los nativos. La razón es, que aparte de los conocimientos lingüísticos (que por cierto no sólo se limitan a la gramática y el vocabulario), muchos aspectos culturales, sociales y psicológicos juegan también papeles decisivos en el acto comunicativo.

 

"Nunca se aprende un idioma solo, se aprende todo un mundo con él y alrededor de él, y sin este mundo no se aprende el idioma..." (Hans Vermeer, lingüísta y traductólogo)

"Si quieres ser un buen comunicador, también debes mirar dentro de ti." (Friedemann Schulz von Thun, psicólogo y científico de comunicación)

 

Por eso creé conceptos que facilitan el desarrollo de la competencia comunicativa en un entorno lingüístico y cultural ajeno. En mis curso y coachings individuales nos enfocamos en los siguientes tres ámbitos de una manera conectada: la adquisición del idioma (1), los conocimientos culturales y sociales (2) y la reflexión de nuestras creencias y actitudes (3), variando claro su ponderación acorde al objetivo de cada curso.

Este planteamiento holístico se refleja en las siguientes

características de mis cursos y coachings

1. Currículos y materiales creados a medida

El enfoque de cada curso está en la comunicación práctica y en las necesidades comunicativas concretas de los participantes. Es mucho más eficiente aprender algo que realmente tenga relevancia para uno ya que aplicando lo aprendido se generan progresos rápidos y la motivación para seguir crece. Además, el interés y la alegría aumentan significativamente la capacidad de aprendizaje. Por eso no trabajo con libros de escuela, sino creo mis propios materiales y usamos materiales auténticos según las necesidades e intereses de mis clientes.

2. Aprendizaje inductivo: el sistema de reglas lingüísticas sigue a la necesidad comunicativa

En el ámbito del idioma mi concepto se basa en el „Natural Approach“ y en el "Communicative Language Teaching“ que son metodologías para la enseñanza de idiomas extranjeros que parten de la idea que es más eficiente adquirir un idioma a través de interacciones relevantes en dicho idioma (es decir, orientado a como adquirimos nuestra lengua materna) que en estudiar las reglas (o sea, estudiar la teoría de un idioma y hacer los respectivos ejercicios). Por eso sólo vemos de manera pragmática e inductiva aquellos temas de gramática que surgen de alguna necesidad expresiva concreta durante la sesión. Este procedimiento es adecuado para todos los que, cuando se compran un nuevo aparato, no se aprenden de memoria el manual de instrucciones, sino que consultan los capítulos correspondientes, por ejemplo, cuando quieren probar una función no utilizada anteriormente.

3. Enfoque en la pronunciación

A la hora de conversar y entender, la correcta pronunciación tiene más importancia que la gramática. Es mucho más probable que un alemán entienda una frase gramaticalmente incorrecta si las palabras están bien pronunciadas, que una frase gramaticalmente perfecta pero mal pronunciada. Cabe destacar que el problema allí no es el acento, sino el hecho de que el alemán tiene muchas palabras que sólo se diferencian por un sonido. Si bien una "r" española a diferencia de una "r" alemana no provoca malentendidos, sí lo pueden hacer muchos de los otros sonidos que no existen en español (p.e. en español no hay vocales largas y cortas, pero en alemán marcan la diferencia en el significado como en "Stadt" (ciudad) – "Staat" (estado) etc.). Por eso la sensibilización en aquellos fenómenos fonéticos que son diferentes en alemán y relevantes para la comunicación exitosa, tiene un espacio muy importante dentro de cada una de mis sesiones (esto para permitir el aprendizaje y al mismo tiempo, automatizar la correcta pronunciación). Además, también desarrollé un curso específico para trabajar solo este tema de una manera estructurada. ¡El objetivo es reducir malentendidos y mejorar la comprensión auditiva sin eliminar el acento, ya que la lengua materna es una parte clave de la identidad y por lo cual el acento es la marca personal!

4. Vocabulario y expresiones auténticas 

Debido al funcionamiento de nuestro cerebro es mucho más efectivo aprender sólo vocabulario que tenga relevancia concreta para uno y siempre aprenderlo en el auténtico contexto en vez de aprender listas de palabras aisladas. Por eso desarrollamos frases con base a las necesidades que surgen durante de las sesiones (p.e. qué se dice por teléfono cuando quiero agendar una cita, cómo expreso de una manera adecuada mi descontento ante mi jefe, etc.) y practicamos su uso. Para memorizar y automatizarlas sobre todo con el método del Shadowing (repitiendo en voz alta), entrego posterior a cada sesión un audio y los apuntes correspondientes.

5. Corrección y retroalimentación respetuosa y constructiva

Los errores son nuestros amigos ya que son una abreviación para el aprendizaje. Por eso mis correcciones y retroalimentaciones individuales durante las sesiones son un pilar importante dentro de mi concepto. Esto permite descubrir fallas ya fosilizadas y con el material personalizado que proveo (después de cada sesión en forma escrita y grabada) es posible mejorar efectivamente en tan sólo poco tiempo.

6. Estrategias de aprendizaje 

Saber cómo estudiar de manera eficiente es la clave para avanzar rápidamente en cualquier idioma. Hoy en día existe una multitud de materiales, herramientas y canales disponibles en el internet, pero sin una estrategia inteligente, esto se pueden convertir en un devorador de tiempo. Por eso también presento y aplico en mis sesiones métodos, herramientas y materiales para dar impulsos y una orientación para los estudios autodidácticos. Considero que la neurociencia nos da impulsos valiosos para perfeccionar los métodos de aprendizaje, por eso mis recomendaciones van en concordancia con ella, por ejemplo: aprender vocabulario con mindmaps en vez de listas, etc. Pero la mejor estrategia no tiene efecto si no la aplicas regularmente - y en eso los impulsos de motivación que se obtienen en el ambiente ameno de las sesiones para muchos marcan la diferencia.

7. Especialización en hispanohablantes

La lengua materna es el punto de partida para nuestra percepción del mundo ya que estructuramos y verbalizamos nuestras ideas usando palabras y estructuras lingüísticas en nuestro contexto cultural. Después de muchos años de estudios y adquisición del idioma español tengo un profundo conocimiento del español y con mi perspectiva comparativa puedo facilitar significativamente el entendimiento del funcionamiento del alemán. Estoy capacitada para explicar las estructuras lingüísticas del alemán en español cada vez que haga falta, lo que me permite reducir frustraciones y sin duda, las pérdidas de tiempo. Además, me caracterizo por mi alto grado de empatía que me posibilita mi entendimiento de las culturas hispánicas que adquirí durante mis estudios y formaciones y gracias a mis experiencias personales como esposa de un mexicano con una familia grande y también gracias a mis lindas amistades con muchas personas de diferentes países.

8. Interculturalidad

Actuar en un contexto cultural diferente es un reto, ya que los patrones de comportamiento son diferentes y las cosas elementales de la vida y de la convivencia se organizan de forma distinta. Ser capaz de actuar de forma eficaz y adecuada en situaciones interculturales requiere, por un lado, conocimientos (inter)culturales. Sin embargo, ciertas actitudes, aspectos emocionales, habilidades y capacidades especiales, así como la competencia reflexiva general, también desempeñan un papel importante en la adquisición de la competencia intercultural. Por lo tanto, el conocimiento de la cultura alemana, el intercambio sobre las experiencias interculturales, así como los procesos guiados de reflexión sobre las propias características, actitudes y comportamientos son siempre también componentes de mis conceptos.

9. Reflexión como herramienta para convertirse en un mejor comunicador

Aparte del nivel de contenido, cada acto comunicativo tiene un nivel relacional en el que se transmiten informaciones y asociaciones entre los que comunican (muchas veces de manera inconsciente) respecto a cómo quieren ser percibidos y entendidos. En el contexto de la migración todo esto es mucho más complejo ya que el proceso migratorio significa cambios muy profundos para cada personalidad que van de la mano con vulnerabilidad, cuestionamientos, duelo, transformaciones, etc. Esto lleva naturalmente a profunda irritación que se transmite en el acto comunicativo (normalmente de forma inconsciente para ambos participantes en la comunicación). Obtener consciencia sobre estos procesos es el primer paso en el camino del objetivo de sentirse cómodo ("volver a sentirse como uno mismo") en el nuevo idioma y contexto cultural, por eso los impulsos para la reflexión sobre los efectos que tiene el proceso migratorio en cada caso individual siempre es parte de los cursos.

10. Ambiente favorable para soltarse

Una parte importante de mi concepto es la creación y contención de un espacio de comprensión y confianza para facilitar el entrenamiento a través de los métodos interactivos con los que los participantes adquieren y practican los recursos expresivos para poder manejar mejor sus respectivas situaciones comunicativas. El hecho de que en los cursos grupales se junten personas que no sólo comparten los mismos objetivos, sino también sus trasfondos culturales, favorece a establecer una atmósfera de comprensión mutua y confianza y con esto la reducción de barreras.